Tienen 45 y 42 años y múltiples antecedentes. La división “Investigaciones Federales Posadas” los detuvo por orden de la Justicia Federal. Se movilizaban en un automóvil para cumplir con la logística de la comercialización.

Efectivos de la Policía Federal de Posadas atraparon durante las últimas horas y luego de varias semanas de seguimiento a dos presuntos distribuidores de estupefacientes que se desplegaban por la zona oeste de esta capital, principalmente en automóvil y con el servicio de delivery de cocaína.

La semana pasada los investigadores de la PFA iniciaron los primeros allanamientos, en dos inmuebles de esta capital, en el marco de una investigación por comercialización de droga supervisada por la Fiscalía Federal Primera Instancia 1 de Posadas.

Uno de los allanamientos involucró un departamento de avenida Lavalle al 2200, y el restante a una vivienda de calle 76 en la chacra 112 en la que los detectives se abocaron a la búsqueda de elementos que evidencien maniobras de comercialización de estupefacientes por parte de los sospechosos que fueron interceptados en la avenida Jauretche (esquina calle Newman) entre Centenario y Tambor de Tacuarí.

Integrantes de la división “Investigaciones Federales Posadas”, detuvieron la marcha de un automóvil Fiat Palio gris sospechado de comercializar drogas en la zona oeste. Identificaron a los dos hombres que regresaban de una venta de cocaína a un grupo de jóvenes del barrio “El Mangal”.

De la requisa al automóvil se secuestró parte del estupefaciente para la venta, además de elementos utilizados para el fraccionamiento, ante lo cual el fiscal Jorge Campitelli, ordenó la detención de los sospechosos a disposición de la jueza Federal de Posadas, María Verónica Skanata.

Los supuestos “dealers” tienen 45 y 42 años y fueron trasladados y alojados en la unidad operativa de la Policía Federal sobre calle Ayacucho (entre Salta y Tucumán).

CHACRA 112. Uno de los últimos allanamientos vinculados al expediente esta semana.

Tras este procedimiento, los investigadores de la PFA solicitaron allanar los domicilios de ambos detenidos.

En uno de ellos se incautó veinte gramos de clorhidrato de cocaína ya distribuida en las dosis destinadas a consumo.

También se secuestró dinero en efectivo, 60 mil pesos de diversa nominación, además de bolsitas plásticas para fraccionar la droga, balanzas electrónicas y elementos de corte y estiramiento. Dos cuchillos tipo navajas con rastros de la droga y dos teléfonos celulares completaron el arqueo de los procedimientos.

Fuente: Primera Edición

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Noticias LPM Suscribirse No Suscribirse