Una investigación sobre ciberseguridad revela que las aplicaciones recopilan datos de los usuarios en segundo plano

El uso de notificaciones en aplicaciones como Facebook, TikTok y la antigua Twitter (ahora conocida como X) ha revelado un lado oscuro que explora los límites de la recopilación de datos en dispositivos iOS, el sistema operativo utilizado por los dispositivos Apple.

Aunque la marca de la manzanita introdujo la personalización de notificaciones con iOS 10 para mejorar la experiencia del usuario, algunos desarrolladores han encontrado maneras de vulnerar esta función.

Cuando las notificaciones llegan a la aplicación móvil, iOS permite que se activen en segundo plano para enriquecer el mensaje con acciones relacionadas. Es en este momento que algunos desarrolladores han descubierto cómo ejecutar código a demanda en segundo plano, aprovechando la oportunidad para recopilar datos del dispositivo del usuario.

Los investigadores de la consultora de ciberseguridad Mysk han detectado que este tiempo de personalización se utiliza para obtener información como el modelo de iPhone, el idioma del teclado, la capacidad de memoria disponible y el estado de la batería.

Aunque estas señales se utilizan comúnmente para crear huellas digitales y rastrear a los usuarios en diversas aplicaciones, los especialistas señalan que la práctica está estrictamente prohibida en iOS y iPadOS.

Este comportamiento ha sido identificado en gigantes de las redes sociales como Facebook y TikTok, donde los datos se envían incluso después de que el usuario haya eliminado la notificación. Además, aplicaciones como Messenger, Instagram, Threads y X participan en este proceso incluso cuando no están abiertas.

Se necesitan medidas más estrictas de supervisión y regulación 

La situación plantea interrogantes sobre la privacidad del usuario y la ética en el manejo de datos por parte de estas aplicaciones.

A pesar de que la toma de huellas digitales está prohibida, la capacidad de algunas aplicaciones para continuar recopilando información en segundo plano sugiere que se necesitan medidas más estrictas de supervisión y regulación.

La revelación de esta explotación de notificaciones en iOS destaca la importancia de que los usuarios estén al tanto de cómo sus datos son utilizados, incluso en situaciones aparentemente inofensivas como las notificaciones personalizadas.

En un mundo digital cada vez más conectado, la protección de la privacidad se vuelve fundamental, y es responsabilidad tanto de los desarrolladores como de las plataformas garantizar un uso ético y transparente de la información del usuario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enable Notifications OK No thanks
Verificado por MonsterInsights