People attend the funeral ceremony of the casualties of the Islamic State attack in Kerman, Iran, January 5, 2024. Iran's Presidency/WANA (West Asia News Agency)/Handout via REUTERS/File Photo

WASHINGTON, 5 ene (Reuters) – Las comunicaciones interceptadas por Estados Unidos confirmaron que la rama del Estado Islámico (ISIS) con sede en Afganistán llevó a cabo dos atentados con bombas en Irán que mataron a casi 100 personas, dijeron el viernes a Reuters dos fuentes familiarizadas con la inteligencia.

«La información de inteligencia es clara e indiscutible», dijo una fuente.

Esa fuente y una segunda, que solicitaron el anonimato para discutir el delicado tema, dijeron que la inteligencia incluía interceptaciones de comunicaciones, sin proporcionar más detalles. La recolección de las interceptaciones no ha sido reportada previamente.

Los atentados del miércoles , los más mortíferos de su tipo en Irán desde la Revolución Islámica de 1979, se sumaron a las tensiones regionales por la guerra entre Israel y Hamas en Gaza y los ataques del grupo hutí de Yemen, alineado con Teherán, contra el transporte marítimo comercial en el Mar Rojo.

ISIS se atribuyó el jueves la responsabilidad de los atentados y dijo que dos agentes con cinturones suicidas explosivos organizaron el ataque durante un servicio conmemorativo de Qassem Soleimani, un alto comandante militar asesinado en Irak en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en 2020.

El grupo militante musulmán sunita, sin embargo, no especificó que su filial con sede en Afganistán, conocida como ISIS-Khorasan (ISIS-K), fue responsable de los atentados en la ciudad de Kerman, en el sureste de Irán.

«Estados Unidos tiene información bastante clara» de que ISIS-K llevó a cabo el ataque, dijo la primera fuente.

La Agencia Central de Inteligencia declinó hacer comentarios.

ISIS alberga un odio virulento hacia los chiítas (la secta dominante de Irán y objetivo de los ataques de sus afiliados en Afganistán), a quienes considera apóstatas.

ISIS se atribuyó la responsabilidad de un ataque de 2022 contra un santuario chiíta en Irán que mató a 15 personas y de los atentados con bombas de 2017 que afectaron al parlamento y la tumba del fundador de la República Islámica, el ayatolá Ruhollah Jomeini.

Irán dijo el viernes que las fuerzas de seguridad habían arrestado a 11 personas sospechosas de estar involucradas en el ataque del miércoles y habían incautado dispositivos explosivos y chalecos.

Si bien las medidas enérgicas de los talibanes han debilitado a ISIS-K y han llevado a algunos miembros a abandonar Afganistán hacia países vecinos, la filial ha seguido centrándose en planear operaciones en el extranjero, dicen funcionarios estadounidenses.

Informe de Jonathan Landay y Steve Holland en Washington Editado por Susan Heavey, Matthew Lewis y Leslie Adler para Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enable Notifications OK No thanks
Verificado por MonsterInsights