Los Nuñez, y una noche inolvidable en el teatro Lírico

Los Nuñez, y una noche inolvidable en el teatro Lírico

Con entradas agotadas los Nuñez regalaron un concierto inolvidable para festejar sus 30 años con la música.

Treinta años de historia, tres décadas de alimentar el acervo de la música del litoral. Fue en 1992, en la Fiesta Nacional del inmigrante allí en Oberá, en la ciudad que brilla en el corazón de Misiones; cuando Marcos y Juan ganadores de la pre selección de nuevos valores, fueron consagrados como revelación de ese año, desde aquella actuación hasta la actualidad, los Nuñez supieron encontrar un lenguaje, un acento particular que iluminó los escenarios más disímiles, que encantó a corazones de sensibilidades diversas, dejando tatuada en la memoria afectiva sonoridades poéticas  inasibles e inolvidables.

Lo que ocurrió este sábado por la noche en el teatro Lírico del Parque del Conocimiento se lo podría catalogar como uno de los acontecimientos culturales del año, con una puesta en escena delicada, fiel reflejo del trabajo profesional de la planta técnica del teatro que supo interpretar lo que los hermanos nacidos en Campo Viera deseaban transmitir a las más de 500 personas que se acercaron a escucharlos.  

Las primeras palabras de agradecimiento vinieron desde el interlocutor oficial de la banda, Marcos Nuñez: “Que emoción estar aquí presente, estamos muy emocionados de haber llegado hasta aquí. Son 30 años de caminar la música y sin el apoyo de ustedes esto hubiese sido imposible”. Como toda celebración los músicos se tomaron la licencia de hacer una lista extensa con más de 25 canciones en las cuales fueron pasando todos los invitados; Vanessa de Avellaneda, Leandro Yahni, Moncho Nuñez (Padre),  el Ballet folclórico del Parque del conocimiento y la participación especial de una de las voces autorizadas del chamamé Julio Caceres (Imaguaré).

Ver   Fiesta Provincial del Teatro: 25 propuestas escénicas se estrenaron durante la pandemia

Cerca del final ingresaba al escenario Julio Caceres, quien recitó un fragmento del clásico de Atahualpa Yupanqui  -El Payador perseguido – fue el introito para uno de los clásicos de su repertorio “Nuestros sueños y la distancia”. Luego fue la oportunidad de su hijo Nicolás Cáceres, quien también tuvo su momento. “Queremos tomarnos un atrevimiento de regalarle esta canción de estreno”, se expresaba Julio mientras  se preparaban para entonar una canción dedicada a sus mascotas.

Con esta presentación los Nuñez, se volvieron a encontrar con su público de la ciudad capital, la gira continuará hasta fin de año con presentaciones en el interior de la provincia y con un disco pronto a salir.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir noificaciones OK No Gracias