La Secretaría de Trabajo de la Nación dictó el miércoles a la noche la conciliación obligatoria en el marco del conflicto paritario entre la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP) y se levantó el paro que el gremio de los choferes había anunciado para este jueves en todo el interior del país.

De esta manera, los colectivos urbanos circularán con normalidad este jueves en todo el interior del territorio nacional.

La UTA reclama una mejora salarial igual a la acordada para los trabajadores del AMBA. El acuerdo entre las partes en el área metropolitana –CABA y el conurbano– llevó el salario básico a los $600.000 en enero y más de $700.000 a partir de febrero, aunque si se suman los viáticos y la asignación extraordinaria, los salarios podrían alcanzar a casi $1.100.000 este mes.

“Hasta acá, todas las provincias están adheridas, porque es una lucha de todos. La medida está decretada por el consejo directivo nacional, o sea que es para todo el país, por una recomposición salarial”, precisó Cesar González, secretario general de la UTA seccional Tucumán, en diálogo con el diario PáginaI12 durante la tarde de ayer.

La negativa de alcanzar un acuerdo luego de cinco audiencias, “obliga a la realización de medidas de fuerza”, señalaron desde el gremio en el acta de la reunión convocada por la Secretaría de Trabajo.

Los empresarios amenazan con un aumento de tarifas

Por su parte, los empresarios señalaron que el gobierno nacional acumula una deuda millonaria en subsidios y que, sin esos aportes estatales, los fondos “los ponen las provincias, los municipios o se tiene que triplicar la tarifa en las provincias que no reciban subsidios”, señaló Gerardo Ingaramo, presidente de Fatap.

“En el interior, teníamos en un primer momento 11,5 millones mensuales y eso quedó sin efecto. Nos quedamos sin ese subsidio y se tienen que hacer cargo las provincias o los municipios”, completó Ingaramo.

Según las cámaras empresarias, “no es posible formular propuesta de ninguna especie relativa a la pretensión de recomposición salarial” de la UTA, ya que el gobierno nacional “adeuda al sector la suma de $20.500 millones correspondientes al Fondo Compensador 2023”.

La conciliación obligatoria había sido solicitada a la Secretaría de Trabajo por diversos intendentes de varias provincias. “Nos encontramos en estado de deliberación permanente ante la falta de respuesta de los organismos nacionales, en particular en lo que respecta a la distribución equitativa y justa de los subsidios hacia el transporte del interior del país, en consonancia con la política en el AMBA”, advierte, por ejemplo, el pedido enviado por intendentes de Córdoba y Santa Fe de las más importantes localidades.

El pasado viernes, tras la reunión con el secretario de Transporte de la Nación, Franco Mogetta, y la falta de respuestas e incertidumbre del presupuesto para 2024, la Red Federal de Intendentes declaró la emergencia en el transporte urbano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enable Notifications OK No thanks
Verificado por MonsterInsights